domingo, 3 de diciembre de 2017

¿Para qué sirve un prototipo?

Durante mucho tiempo entendía el concepto de prototipo como un “pre-producto” es decir como un paso previo al producto final, pero esta actividad tenía como objetivo analizar la viabilidad técnica de un producto, probar su funcionalidad.

Sin embargo, el mismo concepto puede tener otras acepciones y usos, también se usa como un paso indispensable en metodologías como el Design THinking simplemente para aprender más sobre el comportamiento de las personas ante un problema o ante una propuesta de solución o ante un mensaje. Los objetivos de un prototipo, bajo esta perspectiva, pueden ser distintos pero tienen un elemento en común, se trata de probar el comportamiento de las personas.

De esta forma, en Design Thinking, el objetivo de un prototipo es analizar el interés de los usuarios y no la funcionalidad técnica de una propuesta, esa tendrá otras herramientas de análisis y comprobación. Se trata de prototipar conceptos para aprender de ellos y de cómo interactúan los usuarios con ellos para que aprendamos de su comportamiento.

Algunas ideas claves para prototipar:
  • Construir para pensar y no pensar para construir. Se trata de construir para pensar y para aprender de algo material con el que somos capaces de “aterrizar” una idea, de no dejarla en las idas sino en materializarla para “filtrar” nuestro pensamiento y quitarle la “paja” lo que estorba para dejarlo claro. No se trata de usar materiales sofisticados sino la materialización de un concepto de cualquier tipo: producto, servicio, app, etc.
  • Prototipar barato. No se trata de hacer grandes inversiones en los prototipos, ni de buscar algo perfecto sino materializar una idea, que nos permita probar. No busques aferrarte a tus ideas sino trata de aprender y hacer los ajustes necesarios para seguir avanzando.

Algunos ejemplos de prototipo:
  1. Infografía
  2. Presentaciones (Claras, concisas, precisas, sin rollos)
  3. Maquetas
  4. Storyboard
  5. Customer Journey Map
  6. Storytelling
  7. Role playing

Recuerda que lo importante es aprender, aprender del usuario y de sus reacciones ante lo que le presentemos. Si el prototipo se explica por sí mismo, que mejor. Recuerda que no estás vendiendo, no se trata de convencer a nadie, se trata de aprender y obtener la mayor información posible para ir dando pasos en el diseño de la propuesta. Con esa información se podrá construir la siguiente versión y eso te permitirá ir por un prototipo más evolucionado hasta llegar a un prototipo funcional que pueda convertirse en un MVP.

Jorge Peralta
@japeraltag


@idearialab

No hay comentarios:

Publicar un comentario